Los suministros sanitarios como paños, batas u otras prendas protectoras deben elegirse basándose en la seguridad y la eficiencia para el hospital. Debido a la alta incidencia de infecciones nocomiales (IN), es importante asegurarse de que el equipamiento y el personal médico está totalmente protegido frente a la transmisión de microorganismos patógenos. Ello es especialmente crucial dentro del quirófano, que tiende a ser una zona en la que el control de infecciones resulta complicado debido al flujo constante de pacientes y personal que realiza una serie de procedimientos.

Es imperativo que se elijan materiales cómodos pero que también protejan al paciente, al profesional l y al equipamiento frente a los fluidos biológicos. Ello da lugar a la siguiente pregunta: ¿cuáles son algunos de los beneficios que aportan los productos desechables frente a los productos reutilizables en el entorno del quirófano?

Cobertura de un solo uso frente a textiles reutilizables

La selección de textiles de uso médico es una cuestión fundamental para el sector sanitario en términos de costes y beneficios, especialmente cuando de ella dependen la seguridad de los pacientes y los profesionales.¹

Protección de barrera

Una de las características principales de los textiles en el marco quirúrgico es la protección de barrera; sin ella, no habría motivos para llevar batas o cubrir al paciente. Los textiles pueden ser reutilizables o desechables; los desechables son materiales de tejido sin tejer y de un solo uso, mientras que los reutilizables son prendas tejidas destinadas a múltiples usos.² En un estudio europeo se concluyó que la resistencia a la penetración microbiana de los materiales de cobertura quirúrgica de tejido sin tejer de un solo uso es superior a la de los textiles reutilizables, y se resaltó que los productos reutilizables presentaban una menor resistencia a los líquidos que la necesaria en áreas críticas.² Las batas desechables no sólo ayudan a proteger al profesional, sino que también pueden reducir la transmisión de microorganismos patógenos desde los tejidos reutilizable al paciente. Un cubremesas o una bata que no se hayan lavado correctamente pueden contener aún microorganismos del procedimiento anterior, los cuales podrían transferirse al nuevo paciente y dar lugar a una infección. Los textiles desechables de un solo uso se fabrican en un entorno estéril y se envasan en bolsas de Polietileno, con lo que es virtualmente imposible que se vean expuestos a cualquier microorganismo patógeno antes de una intervención.

Eficiencia

El uso de batas de algodón o tejido sintético reutilizable quizá reduzca la cantidad de residuos sanitarios; no obstante, se van deteriorando durante su vida útil. El momento en el que se adquieren es cuando el tejido es más resistente, pero el uso y los lavados reiterados hacen que este se vaya desgastando. En cualquier momento de su vida, la bata o el paño tendrá un nivel distinto de protección de barrera, y aunque cumpliera los estándares cuando se adquirió, quizá no sea el caso pasados tres o cuatro meses de uso. Por otra parte, los paños y batas desechables de un solo uso presentan una protección de barrera constante y siempre se utilizan en su nivel más elevado de calidad. Emplear materiales fiables en el entorno quirúrgico ayuda a mantener un nivel óptimo de seguridad.

Limpieza

Al elegir entre cobertura quirúrgica de un solo uso (batas, paños y sábanas desechables) y textiles reutilizables, la seguridad constituye un factor fundamental que se debe tener en cuenta. La protección y el rendimiento del material ya se ha comentado en lo que respecta al paciente y al profesional sanitario; sin embargo, los responsables del control de infecciones deben ser conscientes de que la manipulación de los textiles y la ropa de cama de los centros sanitarios presenta riesgos para otro grupo de trabajadores del hospital. El personal de lavandería está a cargo de procesar cientos de miles de kilos de prendas reutilizables contaminadas al año y puede estar en riesgo de sufrir una incidencia si no se toman precauciones.³ Las sábanas para las mesas de quirófano pueden contener líquidos corporales y bacterias dañinas que suponen un riesgo de transmisión para los empleados si no se manipulan correctamente. Con las prendas desechables de un solo uso, no existe necesidad de lavar o manipular los artículos contaminados; por lo tanto, no suponen un riesgo para el personal de la lavandería. Este es otro de los beneficios que ofrece la introducción de batas y paños de un solo uso en el quirófano.

Pelusa y otras partículas presentes en el aire

La pelusa y otras partículas aerotransportadas son motivo de una creciente preocupación en el entorno quirúrgico. Para maximizar la curación de un paciente sometido a una intervención con una herida abierta, es imperativo limitar la cantidad de partículas extrañas a las que se le expone. Los paños y batas reutilizables generan pelusa; esta consiste en pequeñas fibras que se separan de la superficie de la tela durante su procesamiento. Estos minúsculos vectores pueden entrar en las heridas quirúrgicas y contaminarlas, lo cual conlleva un riesgo de complicaciones. Es prácticamente imposible eliminar el cien por cien de la pelusa y las partículas aerotransportadas, pero no cabe duda de que es posible reducir significativamente la cantidad de estas. En un estudio realizado en 2013 se demostró que la cobertura quirúrgica de un solo uso fabricada en polipropileno presentaba una cantidad significativamente menor de unidades formadoras de colonias que los textiles reutilizables fabricados con un material mixto de algodón y poliéster.4

Impacto medioambiental

Existe la creencia extendida de que la cobertura quirúrgica de un solo uso suponen una mayor carga medioambiental que los textiles reutilizables; no obstante, se puede argumentar que ese no es el caso. Los textiles reutilizables emplean aproximadamente 4,5 veces más recursos que los desechables de un solo uso, principalmente por el agua que se necesita para lavarlos.5 Los productos químicos empleados durante el proceso de lavado también pueden ser perjudiciales para la flora al expulsarse por los desagües. En relación con los procesos productivos, , un estudio ha mostrado que los textiles reutilizables y los de un solo uso tienen un impacto parecido sobre el medioambiente. El cultivo de algodón para la fabricación de prendas reutilizables suele requerir el uso de pesticidas, y los materiales principales de las prendas de un solo uso son sintéticos y se producen a partir de petróleo, lo cual contribuye a reducir los recursos naturales empleados. La eliminación de los productos de un solo uso es una fuente de preocupación en cuanto a que supone una cantidad adicional de residuos sanitarios, pero según nuevas investigaciones existen muchas iniciativas ecológicas y estrategias a largo plazo para los textiles desechables. En un estudio se planteó que los desechos granulados de las prendas podrían emplearse como sustituto del carbón en las centrales energéticas y podría tener otras aplicaciones de combustión.5

¿Por qué elegir QuickSuite?

QuickSuite® es un kit que contiene una selección de componentes desechables empleados para preparar y cambiar de forma sencilla y eficiente la mesa de operaciones antes y después de una intervención quirúrgica. El kit incluye la sábana absorbente protectora para mesa de operaciones Sahara, cobertores para los reposabrazos, cobertores para el reposacabezas y una sábana de transferencia de pacientes. Existen kits con distintas combinaciones para satisfacer todas las necesidades en los procedimientos y los componentes se pueden pedir por separado.

Promoción de la seguridad de los pacientes y del profesional

  • La capa absorbente de la sábana Sahara protege al paciente durante la intervención, reduciendo la humedad y ayudando a evitar que la piel se deteriore.
  • El diseño desechable reduce el riesgo de contaminación cruzada.
  • Los bordes sellados del cobertor evitan el desprendimiento de partículas en suspensión dentro del quirófano.
  • La sábana de transferencia permite reposicionar y transferir al paciente de una forma segura y sencilla.

Mejora de la eficiencia en quirófano

  • La capa impermeable de la sábana Sahara ayuda a evitar que la mesa de operaciones se moje, se deteriore y se contamine.
  • El tiempo entre operaciones se reduce gracias a una limpieza más rápida y eficiente de un procedimiento a otro.

Reducción de costes

  • Gracias al diseño desechable, no es necesario asumir los costes de lavandería y ahorra tiempo al personal sanitario.

  

Vea nuestro vídeo sobre QuickSuite:


Pulse aquí para ver nuestra gama de kits para las mesas de operaciones.


Referencias
¹ American Journal of Infection Control, Application of cost/benefit analysis for surgical gown and drape selection: A case study, disponible en: http://www.ajicjournal.org
² https://textlnfo.files.wordpress.com/2013/03/reusable-vs-disposable.pdf 

³ Infection Control Today, Lessons in Linen - Following Aseptic Technique in the Laundry Department, disponible en: http://www.infectioncontroltoday.com
4 National Center for Biotechnology Information, Single-use surgical clothing system for reduction of airborne bacteria in the operating room, disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23694760
5 The Mcilvaine Company, A White Paper on Performance, Cost Per Use, and Environmental Impact of Single-Use and Reusable Surgical Gowns & Drapes, disponible en: http://www.mcilvainecompany.com

Copyright © 2018 Medline Industries, Inc. All rights reserved.