Los guantes de un solo uso son uno de los suministros hospitalarios con mayor volumen de uso. Puesto que hacen falta distintos tipos y tamaños de guantes para los diversos departamentos, tareas clínicas y miembros del personal, elegir los guantes adecuados puede ser una tarea compleja.

Gracias a los avances de la tecnología, los guantes quirúrgicos y de examen actuales ofrecen más prestaciones y ventajas que nunca. Medline desea facilitarle la tarea de evaluar todas las opciones del mercado para que logre elegir los guantes y los materiales adecuados. En esta guía se describen las diferencias entre los principales tipos de guantes con el fin de informarle y ayudarle a tomar decisiones fundamentadas. 

Técnica de doble guante

Una de las principales preocupaciones para los cirujanos y el personal de quirófano es el riesgo de exposición a microorganismos patógenos transmitidos por la sangre. Aunque a menudo el ojo humano no detecta las microperforaciones en los guantes quirúrgicos, estas son lo suficientemente grandes como para permitir que los microorganismos patógenos pasen de la persona que lleva puesto el guante al paciente y provoquen una infección. En un estudio reciente se comunicó que más del 80 por ciento del total de perforaciones en guantes pasa desapercibido.¹ En otro estudio se indicó que la incidencia de microperforaciones en guantes aumenta con el tiempo de uso.² Un método demostrado para reducir estos riesgos es el uso de un doble guante, con un guante oscuro debajo.

¿Por qué el doble guante?

Llevar puesto un único guante protege a quien lo lleva frente a las infecciones transmitidas por la sangre, pero hace falta una mayor protección cuando se utilizan agujas e instrumentos afilados debido al elevado riesgo de punción. Usar dos pares de guantes quirúrgicos minimiza notablemente el riesgo de contaminación cruzada, ya que se añade una capa de protección adicional. Si se da una perforación, el guante interior está protegido por el guante exterior. En un estudio del Colegio Americano de Cirujanos se mostró que usar el doble guante reduce el riesgo de exposición a la sangre del paciente en hasta un 87 por ciento cuando se perfora el guante exterior.³

Gracias a la técnica de doble guante, el número de perforaciones del guante interior se reduce significativamente, y el cirujano puede detectar los agujeros más rápido si emplea un guante interior oscuro. Según un estudio clínico publicado en  la revista de la AORN, cuando se empleó un guante interior con un color que generaba contraste, se detectó el 84 por ciento de las perforaciones en una media de 22 segundos, mientras que con un único guante se detectó el 8 por ciento de las perforaciones en 47 segundos.4

¿Cómo funciona este sistema?

La persona se pone el guante interior oscuro, especialmente diseñado para este fin, como primera capa de protección y encima se pone un guante exterior claro o translúcido. Si el guante exterior se perfora durante la intervención quirúrgica, la sangre y otros líquidos se infiltran entre las dos capas de guantes y el color de contraste del guante interior verde oscuro alerta a la persona de que debe cambiarse los guantes. Cambiar inmediatamente de guantes tras la perforación minimiza el riesgo de transmisión de microbios patógenos entre la persona que los lleva puestos y el paciente. Las combinaciones del doble guante a menudo son cuestión de preferencias personales, pero es muy recomendable emplear un guante interior de otro color con el fin de detectar la perforación más rápido si el guante resulta dañado.

¿Y la técnica quirúrgica?

Muchos cirujanos son reticentes al uso del doble guante porque consideran que disminuirá su sensibilidad táctil y, en consecuencia, reducirá su destreza. Sin embargo, un estudio realizado por el Real Colegio de Cirujanos de Inglaterra sobre el doble guante y la técnica quirúrgica muestra que no existe una diferencia significativa en la técnica quirúrgica al emplear guante único o doble guante.5 Los resultados indican que el doble guante no afecta a la destreza del cirujano.

¿Qué guantes interiores ofrece Medline?

Vea nuestro vídeo sobre la técnica correcta de uso de doble guante (en inglés)

¿Por qué usar guantes sin aceleradores?

Un elevado porcentaje de los profesionales sanitarios padece reacciones alérgicas en las manos relacionadas con los guantes. Las pruebas clínicas muestran que más del 80 por ciento de las dermatosis alérgica de contacto se debe a una alergia química.6 La alergia química es una reacción frente a alérgenos concretos como los aceleradores químicos empleados en el proceso de fabricación de los guantes tanto de látex como sintéticos.7 Utilizar un guante sin aceleradores puede ayudar al usuario a evitar la reacción alérgica.

Los guantes con aceleradores pueden provocar alergias químicas

Clínicamente hablando, la alergia química se presenta como enrojecimiento, irritación, agrietamiento y picor de la piel en la zona de contacto y alrededor de ésta. La respuesta de la alergia química comienza cuando los antígenos, como los aceleradores químicos residuales, se filtran desde el guante y penetran en la piel, desencadenando con ello la formación de linfocitos T sensibilizados a los antígenos específicos. La exposición reiterada a los antígenos en personas alérgicas causa la reactivación de los linfocitos T sensibilizados e incita una respuesta inflamatoria que provoca los síntomas de enrojecimiento y picor de la piel.7

¿Cuáles son los distintos tipos de aceleradores?

Los aceleradores son productos químicos empleados en el proceso de fabricación de los guantes que ayudan a hacerlos más duraderos y elásticos. Algunos de los aceleradores químicos que se utilizan con más frecuencia son el tiuram (tiuranos), los ditiocarbamatos, el mercaptobenzotiazol y la difenilguanidina.

Producto químico Reacciones Función en la fabricación de guantes
Tiuram/Tiuranos Provoca el 60% de la irritación cutánea debida a los aceleradores y es la principal causa de alergia química.8 El agente de vulcanización universal para el caucho es el azufre. El tiuram es un acelerador ultrarrápido y es el acelerador primario preferido para el caucho curado con azufre que tiene un bajo contenido de insaturación. El tiuram se emplea como agente de vulcanización en ausencia de azufre; los productos vulcanizados alcanzan un elevado grado de curación y presentan una elevada resistencia a la tracción, un menor alargamiento a la rotura, una mayor resistencia al rebote y una menor resistencia al rasgado.8 Dado que los fabricantes pueden elaborar grandes cantidades de guantes que contienen tiuram, el coste global es bajo.
Ditiocarbamatos/carbamatos Provocan el 30% de la irritación cutánea debida a los aceleradores8 Los aceleradores de ditiocarbamatos se usan mucho como aceleradores ultrarrápidos para los compuestos de caucho natural con base de látex que absorben el azufre y facilitan la reticulación. También pueden tener aplicaciones como aceleradores primarios o secundarios para la mayoría de los compuestos con base de caucho seco curados con azufre.9
Mercaptobenzotiazol (MBT) Provoca entre el 1% y el 5% de la irritación cutánea debida a los aceleradores8 El MBT es un acelerador de curación rápida apto para la mayoría de tipos frecuentes de caucho y contribuye a mejorar la resistencia a la tracción; la presencia de ácido esteárico y óxido de zinc es necesaria para obtener buenas curaciones. El MBT causa menos casos de sensibilidad por contacto.9
Difenilguanidina (DPG) El número de reacciones alérgicas a este compuesto está en aumento según algunos informes recientes.8 La difenilguanidina se emplea como estabilizador de espuma secundario en el proceso de la espuma de fluorosilicato. No tiene una mejor actividad respecto a la del tiuram y los ditiocarbamatos, pero sí presenta una mayor estabilidad y mejora la resistencia a la tracción. Se emplea como agente complejante para la detección de metales y bases orgánicas.10

Cómo prevenir las alergias químicas

Existen muchas maneras de identificar una alergia química, como las pruebas de parche, las pruebas diagnósticas de la piel y las pruebas sanguíneas. Una vez que se ha establecido que la causa es una alergia química, el tratamiento primario es evitar o minimizar la exposición al alérgeno; no obstante, también existen ciertos medicamentos y cremas hidratantes que pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Guantes sin aceleradores

Los guantes sin aceleradores son una solución para el creciente número de casos de alergias de tipo IV.11 Estos ayudarán a reducir el número de profesionales que padecen irritación cutánea no causada por el látex. Pasarse a los guantes sin aceleradores, de los cuales hay una variedad de opciones en el mercado, permitirá que las personas que presentan alergias químicas sigan trabajando de forma segura. También reducirá los costes de tratamiento y limitará el uso de personal externo cuando el personal habitual no pueda trabajar.

Medline ofrece dos tipos de guantes sin aceleradores:

¿Por qué usar guantes sin látex?

Usar guantes sin látex ofrece múltiples beneficios, tanto para los pacientes y profesionales como para los centros médicos y el conjunto de la industria sanitaria. El látex puede provocar distintos grados de reacciones alérgicas, que van desde congestión y ataques de asma hasta anafilaxia y, en casos muy raros, la muerte.12 Algunos grupos de población son especialmente susceptibles, por lo que sería lógico utilizar guantes sin látex en todos los centros médicos, eliminando así el riesgo en su totalidad.

Evaluación de la alergia

Aunque se dispone de pruebas cutáneas por punción para evaluar la sensibilidad, estas son costosas y requieren tiempo. Muchos pacientes y profesionales no saben que tienen alergia al látex, por lo que es difícil realizar evaluaciones del riesgo eficaces. Teniendo esto en cuenta, los profesionales sanitarios pueden decidir usar guantes sin látex como medida preventiva, especialmente porque es bastante habitual que las alergias al látex se desarrollen con el tiempo o aparezcan de forma repentina e imprevista.12

Impacto hospitalario

Cada vez que hay un incidente relacionado con los guantes de látex, se ven afectadas la salud, la productividad y las finanzas. Los trabajadores del sector sanitario que tengan alergia al látex quizá presenten regularmente sequedad, picor e irritación de la piel; ello podría obligarlos a faltar al trabajo por no tener las manos en condiciones de usar guantes. Cuando falta el personal habitual, deben sustituirlo trabajadores temporales o externos. Esto puede disminuir la productividad y la eficacia del hospital debido a que esos trabajadores no están tan familiarizados con las rondas, con los pacientes o con las políticas. Desde el punto de vista económico, el uso de guantes de látex podría suponer un coste mayor para el hospital por los tratamientos y cremas necesarios para los afectados por la alergia y podría aumentar los costes salariales de las agencias externas.

Por qué usar guantes sin látex

En 2003 se llevó a cabo una encuesta en el NHS (Servicio Nacional de Salud) del Reino Unido y el resultado mostró que el 60 por ciento de la totalidad de los centros no había tomado medidas para minimizar o controlar el riesgo de exposición al látex.13 Se puede hacer mucho para mejorar esas cifras, y un punto de partida sencillo y eficaz es la sustitución de los guantes de látex por guantes sin látex. Una vez hecho eso, las ventajas se advierten rápidamente.

Al emplear sólo guantes sin látex, es posible que el coste del material disminuya, puesto que comprar un producto en grandes cantidades es más barato que comprar diversos productos.

El número de incidentes ocurridos en las unidades donde sólo se utilizan guantes sin látex ha disminuido de forma pronunciada al pasar directamente de los guantes de látex a los guantes sin látex.14 La reducción del número de incidentes va de la mano de una reducción de los costes de tratamiento para las reacciones alérgicas al látex y disminuye los costes del personal temporal o externo.

El uso de guantes sin látex es una medida clínicamente responsable, resulta rentable y ahorra tiempo. Cambiar a los guantes sin látex aporta a los pacientes confianza y seguridad respecto a su tratamiento y ayuda a que los centros médicos funcionen adecuadamente. Todo ello es prioritario para los profesionales sanitarios, por lo que debe aprovecharse cualquier oportunidad de marcar una diferencia.

¿Por qué usar guantes quirúrgicos sin polvo?

El uso de guantes con polvo sigue prevaleciendo en los hospitales y quirófanos, a pesar de la gran cantidad de riesgos que presenta y las numerosas organizaciones internacionales que promueven el cambio a los guantes sin polvo. Esto significa que se dan situaciones evitables tanto con los pacientes como con el personal. Se han realizado numerosos estudios en todo el mundo que han puesto de manifiesto una serie de cuestiones. En algunos países, esos estudios han dado lugar a una prohibición total de los guantes empolvados. Hay una amplia variedad de literatura que explica cómo se pueden realizar cambios y los promueve. La FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.) ya ha prohibido el uso de guantes empolvados.15 En el Reino Unido, existen recomendaciones de las autoridades sanitarias y del gobierno destinadas a disuadir de su uso.13

Seguridad del personal

La salud del personal está relacionada de forma directa con el buen funcionamiento de los hospitales. Es comprensible que el control de las infecciones sea un aspecto clave del cuidado de los pacientes, lo cual debe priorizarse, pero quizá otras cuestiones como las reacciones alérgicas no se comprenden igual de bien. El asma y otros problemas respiratorios están relacionados con el uso de guantes con polvo por naturaleza como vector aéreo  del polvo. También se asocian con frecuencia la conjuntivitis y la inflamación de las articulaciones con el uso de guantes con polvo.16 Es difícil controlar y tratar la sequedad de la piel, que puede exacerbarse o convertirse en dermatitis de contacto irritativa (DCI),17 si los profesionales sanitarios siguen utilizándolos.

¿Prevención de la transmisión de gérmenes?

Existen también inquietudes habituales sobre el uso de guantes con polvo en lo que respecta al cierre de heridas. La cuestión es sencillamente que cualquier esparadrapo empleado para cerrar una herida tiene más probabilidades de pegarse a un guante empolvado que a un guante sin polvo que lleve el profesional. El polvo que recubre el guante se une al sudor y a cualquier mucosidad, y ello aumenta considerablemente el riesgo de que se extienda una infección en el entorno clínico. A medida que el polvo entra en contacto con los equipos y materiales, las infecciones o los gérmenes pueden comenzar a extenderse y son difíciles de aislar. En los guantes con polvo y en su fabricación están presentes más sustancias químicas. Estas sustancias pueden causar una reacción alérgica, así como dificultar la curación de las afecciones existentes. Ello afecta a la capacidad del profesional clínico para desempeñar las tareas de atención de primera línea, lo cual a su vez aumenta la escasez de personal y empeora las cuestiones económicas relacionadas como, por ejemplo, que haya que costear la contratación de personal de una agencia externa.

El buen funcionamiento de los entornos clínicos requiere que se cubran las necesidades de los pacientes y del personal de formas eficientes y rentables. El objetivo de proporcionar una barrera segura frente a la suciedad y la infección puede alcanzarse con éxito, al igual que el de garantizar que el número de reacciones alérgicas se reduce al mínimo absoluto, pero es necesario realizar inversiones y estar abiertos al cambio. Los guantes sin polvo son una forma segura de aportar a estos objetivos unos resultados instantáneos y de largo alcance.18




Referencias
1 Edlich R, Wind T, Hill L, Thacker J 2005 Resistance of double glove hole puncture indication systems to surgical needle puncture Journal of Long-term Effects of Medical Implants 15(2) 85-90
2 Partecke, Lars Ivo, Anna-Maria Goerdt, Inga Langner, Bernd Jaeger, Ojan Assadian, Claus-Dieter Heidecke, Axel Kramer and Nils-Olaf Huebner. 'Incidence of microperforation for Surgical Gloves Depends on Duration of Wear.' Infection Control and Hospital Epidemiology 30.5 (2009): 409-14. Print
3 Berguer R & Heller PJ. Preventing sharps injuries in the operating room. Journal of the American College of Surgeons. 2004; (199)3:462-467
4 Thomas-Copeland, Do Surgical Personnel Really Need to Double-Glove? AORN Journal, FEBRUARY 2009, VOL 89, NO 2; page 327. 5. Korniewicz D & El-Masri M. Exploring the benefits of double gloving during surgery. AORN Journal. 2012; 95(3):328-336
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2497939/
6 Part 1, Pages 831 – 839. Available at: www.jaad.org Accessed 17 December 2015.
7 https://www.henryschein.com/us-es/images/medical/PPE-Chemical-Allergy-Masquerade.pdf
8 http://latexallergyresources.org/sites/default/files/newsletter-attachments/The%20ALERT%20May%202012.pdf
9 http://www.nocil.com/Downloadfile/DTechnicalNote-Vulcanization-Dec10.pdf
10 http://www.chemicalland21.com/specialtychem/perchem/DIPHENYL%20GUANIDINE.htm 
11 Gardner N. Accelerator free fact or fiction. Health & Safety International. October 2008. Available at: www.shieldscientific.com Accessed December 17, 2015.
12 http://acaai.org/allergies/types/skin-allergies/latex-allergy
13 http://www.hse.gov.uk/skin/employ/latex-gloves.htm
14 http://www.safety.admin.cam.ac.uk/files/hsd034c.pdf
15 https://www.asco.org/advocacy-policy/asco-in-action/FDA-bans-medical-powdered-gloves
16 https://www.anaphylaxis.org.uk/wp-content/uploads/2016/08/Latex-2016-version-8-with-final-amendment-AS-comms-approval.pdf
17 http://www.nhs.uk/Conditions/Eczema-(contact-dermatitis)/Pages/Introduction.aspx
18 http://www.profahandisafe.com/wp-content/uploads/2016/08/Sempermed-Informs-Change-to-powder-free.pdf



Los guantes mencionados en esta página son productos sanitarios estériles de clase IIa cuyo uso está destinado a los profesionales sanitarios. Antes de utilizarlos, consulte las instrucciones y precauciones del etiquetado correspondiente.
Dermassure Green y Triumph Green tienen el marcado CE: logo CE 0086 BSI
EC REP logo Medline International France SAS, 5 rue Charles Lindbergh, 44110 Châteaubriant, France

Los guantes Sensicare Free de nitrilo son productos sanitarios de clase I cuyo uso está destinado a los profesionales sanitarios. Antes de utilizarlos, consulte las instrucciones y precauciones del etiquetado correspondiente.

Copyright © 2018 Medline Industries, Inc. All rights reserved.